Menéame cambia de manos

meneame

El conocido agregador de noticias fundado por Ricardo Galli y Benjamí Villoslada en 2005 tiene nuevos dueños. Daniel Seijo, cofundador del grupo editorial Diariomotor y del fondo de inversión Civeta investments, y Domingo Remojón (Remo), director de iAsesoria, se han hecho con una participación “significativa” en uno de los portales con más tradición en la escena española.

La cuantía de la transacción no ha sido revelada por ninguna de las partes.

La entrada de Seijo y Remo en el accionario de Menéame supone un cambio importante en la dirección del agregador, que pasará a estar liderado por Dani Seijo como CEO. Remo se encargará de las labores de backoffice y de la gestión financiera del proyecto.

Seijo seguirá también al frente de los proyectos gallegos Diariomotor y de ‘¿Qué coche me compro?’ junto a su socio Oscar Miguel, “aunque centrado en la toma de decisiones más que en ejecución”.

Ricardo Galli, que desde 2005 estaba al frente del proyecto, dará un paso a un lado y, aunque seguirá ligado al proyecto como asesor y supervisor de las estrategias y desarrollos futuros, ya no formará parte de su gestión diaria. Galli, que también ha dejado su puesto como profesor del departamento de informática de la Universidad de las Islas Baleares, seguirá teniendo una pequeña participación en Menéame y comenzará una nueva etapa formando parte de un “gran proyecto en la empresa privada”.

Menéame comenzó su andadura en 2005 inspirándose en el portal americano Digg. La web permite a los usuarios enviar noticias que son votadas y comentadas por la comunidad, convirtiéndose en una fuente importante de tráfico para numerosos medios de comunicación de habla hispana.

El único accionista con el que ha contado la empresa desde su fundación es Martín Varsavsky, que en 2006 compró el 10% del capital de Menéame. Un año más tarde el fundador de Jazztel y Fon compró un 23% adicional, repartiéndose así a partes iguales el accionariado de la empresa.

La cuantía de la inversión o la valoración de Menéame en ambas transacciones nunca se hizo pública. Tanto Varsavsky como Villoslada continuarán teniendo una participación en Menéame.

El portal obtuvo el año pasado ingresos por valor de €100.000 y un pequeño beneficio. Con alrededor de siete millones de visitantes al mes, el nuevo grupo editorial que pasará a pilotar la nave naranja se presenta con dos objetivos: mantener las expectativas de los usuarios actuales del portal y construir un modelo de negocio que saque un mayor partido al tráfico recibido.

“Menéame nació para organizar las noticias mediante votación de los lectores y ese seguirá siendo su propósito”, afirman Seijo y Remo en declaraciones a Novobrief. “Sobre esa base, el reto está en adaptarla a las nuevas tendencias de consumo de contenidos, y encontrar un modelo de negocio que la haga sostenible y que sea compatible con lo que esperan los usuarios, fuertemente identificados con la plataforma.”

Preguntados por las cantidades de la operación, ambos indican que “lo importante no es lo pagado hoy, sino el nuevo impulso que va a tomar el proyecto a medio plazo, que esperamos le guste a toda la comunidad y consiga más y mejores cotas a todos los niveles.”

Además de la importancia de mantener la fidelidad de la comunidad actual de Menéame, Seijo y Remo consideran que la última Ley de Propiedad Intelectual y su tasa a los agregadores de noticias supone “un riesgo enorme porque encima de la mesa hay una ley que pone en peligro la viabilidad de la empresa”.

Sobre esta situación, comentan:

“No obstante, creemos que no se llegará a desarrollar porque es absurda, fue una pataleta de los medios en contra de Google y de rebote perjudica a Menéame. Está recurrida ante la Unión Europea porque no tiene sentido pagar por enlazar (otra cosa sería utilizar el contenido completo), y por nuestra parte haremos lo que esté en nuestras manos para defender Menéame ante esta ley. Además, los grandes grupos de medios de todo el mundo saben que su futuro pasa por adaptase y colaborar con los nuevos players, no en tratar de eliminarlos con leyes hechas a medida.”